Sinatrec en huelga de hambre, en Casa Morelos

Por Leticia Villaseñor

CUERNAVACA, Mor., 05 de agosto.- Cinco mujeres de la zona Oriente de Morelos, adheridas al Sindicato Nacional de la Industria de la Construcción (Sinatrec) iniciaron una huelga de hambre en las puertas de Casa Morelos y responsabilizaron al gobernador del estado, Graco Ramírez “de las consecuencias”.

La exigencia, que la empresa española  Aldesa, a cargo de las obras de la Autopista Siglo XXI, contrate a morelenses para la realización de la vía que conectará el Pacífico con el Golfo de México.

“No le pedimos dinero, sólo trabajo, en Temoac, Jonacatepec, Ayala, Zacatepec y otros municipios aledaños a la zona oriente de Morelos nos morimos de hambre, no hay en qué emplearnos, estamos sin trabajo licenciados, secretarias, ingenieros, conductores, albañiles”, dijo Nancy Montesinos, de profesión abogada.

La voz de sus compañeras en huelga de hambre se alzó en contra de las autoridades “nos sentimos indignadas por el desdén de Graco, la zona oriente se muere de hambre no hay dinero para comprar nada”. A esta huelga de hambre podrían sumarse 16 mujeres más si en las próximas horas no hay una respuesta positiva, adelantó Montesinos.

El pasado 30 de julio, durante la inauguración de la planta tratadora de agua en Jonacatepec, Graco Ramírez firmó ante notario público que este martes sostendría una reunión con los afiliados a Sinatrec, a las 13:00 horas en Casa Morelos para tratar el tema, lo que no cumplió. En su lugar estuvo el secretario de Gobierno, Jorge Messeguer, y Víctor Manuel González Cianci, presidente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje del Estado de Morelos.

Durante la reunión, Messeguer Guillén dijo a los integrantes de la comitiva “que si queríamos el trabajo lo teníamos pero bajo sus condiciones, es decir con el salario mínimo de 300 pesos semanales, cuando a los sindicalizados se les paga mil 500 pesos a la semana, como mínimo, además de la estabilidad del trabajo, lo que dure la obra que en el caso de la autopista serían tres años, además del seguro social”, acusó Verónica Ojeda, secretaria general de Sinatrec en Ayala.

“González Cianci admitió que no hay un contrato de trabajo ante la Junta que haya sido promovido por Nuevo Grupo Sindical (NGS) o la Confederación de Trabajadores de México (CTM)”, con lo que desacreditó las afirmaciones del propio gobernador, quien, dijo Ojeda, aseguró que estas organizaciones estarían encargadas de la mano de obra de la vialidad, detalló, al tiempo que negó que su sindicato busque el “acarreo” o el transporte.

La obra, abundó, estuvo parada durante más de 20 años y le tocó a este gobierno perredista culminarla, pero “al parecer, el gobernador no se quiere enterar de la grave situación de desempleo por la que atraviesa la entidad que administra, tan sólo en Ayala hay 3 mil 800 afiliados 2 mil 900 en Jonacatepec y Jantetelco y mil 200 más en Zacatepec, desempleados, y sólo tenemos ese dato de los afiliados al sindicato pero hay muchos más”, comentó Ojeda.

Raul Campos Ríos, secretario del Consejo Nacional de Productividad (CNP) de la región oriente, ubicado en Jonacatepec tildó de cobarde al gobernador por no atender un compromiso firmado ante notario público; dijo que están en espera de la respuesta de las autoridades y en caso de no verse beneficiados “podría organizarse una movilización, plantones e incluso impedir la obra de la autopista, pero todo dependerá de cómo evolucionen las cosas”, aseguró.

En tanto, cinco mujeres pasarán la noche a la intemperie en las puertas de Casa Morelos, en espera de respuesta y de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo