Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 15 de noviembre.- Por más de 70 años la casa de adobe de Luis fue refugio de tres generaciones pero el sismo de 7.1 grados del 19 de septiembre, dejó afectaciones en su estructura y Protección Civil la declaró como inhabitable.

La casa de Luis Guerrero Hernández se encuentra en un terreno ubicado en la calle Morelos número 11 en Santa María Ahuacatitlán, al norte de Cuernavaca. En ese predio viven dos familias con al menos 10 integrantes pero tras el sismo fueron desalojados por el peligro que existía.

Su casa es herencia de sus abuelos y fue de las primeras que se construyeron con material de adobe sin embargo no entró en el censo del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) pero recibió una credencial de ‘Unidos por Morelos’ la cual podrá canjear por material de construcción.

Luis llegó puntual al evento en Plaza de Armas “Emiliano Zapata” pero esperó casi dos horas porque el Secretario del Trabajo, Francisco Santillán Arredondo y el subsecretario de Asesoría y Atención Social, Carlos Benítez Urióstegui no se aparecían en el lugar.

Después del mediodía Luis escuchó su nombre y mientras esperaba el material que recibirá, manifestó la tristeza que siente al perder su hogar; un lugar donde creció y vio crecer a sus hijos pero dijo “lo importantes es que estamos aquí”.

Más tarde llegó el secretario del Trabajo y dijo que de acuerdo al censo que levantó el gobierno estatal contabilizaron mil 71 viviendas afectadas las cuales recibirán material de construcción para sus viviendas cuyos montos van desde 3 mil pesos para daños parciales, 20 mil para afectaciones mayores y 120 mil para daño estructura cuyo monto asciende a casi 30 millones de pesos.

Por