Tergiversan autoridades muerte de joven en Zapata: Familiares

Por Leticia Villaseñor

CUERNAVACA, Mor., 31 de agosto.- Familiares de Raúl Hernández Noguez confirmaron que éste fue muerto el pasado sábado por policías en el municipio de Emiliano Zapata.

Alrededor de las 01:30 horas del 29 de agosto, la víctima participó en una riña con otros sujetos, por lo que las autoridades fueron alertadas. Al arribar las patrullas, los implicados se dieron a la fuga sin embargo Raúl fue detenido sobre la privada El Mirador, de la colonia Centro.

Luz Angélica, hermana de la víctima,  refirió que al recabar testimonios dieron cuenta que varios elementos policiacos bajaron de las unidades y uno de ellos cortó cartucho.

Varios policías intentaron subirlo a la unidad pero Raúl se opuso y en consecuencia recibió un disparo en la nuca, fue la hipótesis de la familiar.

Tanto la madre como hermana de la víctima supieron de la riña por amigos y testigos por lo que fueron al lugar de los hechos donde se toparon con personal del Servicio Médico forense (Semefo). Al mostrarles una fotografía de Raúl, no lo reconocieron ya que negaron que el cuerpo que levantaban fuera de él por lo que, a instancias del personal, se remitieron al sector municipal donde no había registro de Hernández Noguez.

Fue entonces que los tripulantes de la patrulla 1605 arribaron al lugar donde uno de los amigos de Raúl lo identificó como uno de los oficiales que cortaron cartucho al bajarse de su unidad, señalamiento que fue refutado por el servidor público.

La familia fue notificada entonces del deceso de su pariente. Cunado realizaron el reconocimiento, Raúl Hernández presentaba varios golpes en la cara además del disparo en la nuca que no tiene orificio de salida.

El reporte de la necropsia sólo señala que el disparo de arma de fuego fue la causa de la muerte pero sin detalles del calibre, la ubicación del mismo o trayectoria.

 

Versiones encontradas

La Comisión Estatal de Seguridad Pública (CESP) emitió un comunicado en el que asegura que los elementos acudieron a un bar ubicado en la calle Corregidora, del que no da razón social, donde se suscitó una riña.

Al arribar, avisaron a una persona en el suelo y dos hombres a quienes les marcaron el alto, en consecuencia, se lee en el documento, uno de ellos les apuntó. El sujeto ignoró la orden de alto o de arrojar su arma y se resguardó  detrás de una camioneta, con el otro hombre con el que corría.

Desde ahí realizó dos disparos y uno de los oficiales repeló la agresión con una sola detonación, la cual mató al presunto agresor. El otro hombre pudo escapar.

El documento no explica porqué el cuerpo del presunto agresor quedó tendido boca abajo, tampoco dónde quedó el arma, de qué calibre era, quién era la primera persona que encontraron tendida en el suelo; tampoco da cuenta de detención alguna, sólo que el oficial que privó de la vida a Raúl fue puesto a disposición para la investigación correspondiente.

Raúl Hernández Noguez era un joven de 21 años de edad quien trabajaba en una estética canina. A decir de su hermana, el joven no sabía disparar, tampoco tenía conocimiento previo de que tuviera en su posesión un arma. El joven no tenía antecedentes penales.

Otra denuncia que hicieron los familiares es que no hay reporte de la prueba de Parafina para confirmar que haya disparado y no hay reporte del arma con la que presuntamente agredió a los oficiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo