Por PlayGround

Un avión ruso cargado con toneladas de oro precipitó los lingotes a lo largo de varios kilómetros de distancia tras un pequeño accidente. En total cayeron 368 millones de dólares en oro, diamantes y otros metales preciosos. El avión Antonov AN-12 despegaba del aeropuerto en la ciudad de Yakutsk, en Siberia, después de haber echado combustible. La compuerta de carga se rompió cuando tomaba altura y se produjo la lluvia dorada.

El avión aterrizó de emergencia en una ciudad a 12 kilómetros y la policía acordó enseguida la zona para evitar el acceso de gente que pudiera hacerse con un botín inesperado. El oro se había extraído de la mina Kupol, en Siberia, operada por la compañía candiense Kinross Gold que explota la zona desde 2008. Fuentes del Ministerio del Interior declararon que al menos se han recuperado 172 lingotes de oro que pesan 3,4 toneladas. Por su parte, un portavoz ruso de la compañía minera, Stanislav Borodyuk, comunicó a la agencia de noticias Interfax que se había recolectado ya toda la carga perdida.

Los investigadores atribuyen el incidente a una mala colocación de la carga que, al no estar estabilizada, facilitó que se reventará la compuerta. Los técnicos encargados de esta tarea están siendo interrogados. El dorado por unos momentos estuvo en Siberia.

Por