Por Justino Miranda

Cuernavaca, Mor.- Entre los siete aspirantes a candidatos independientes al gobierno del estado se encuentran un sacerdote retirado, un senador en funciones, un expriista que colaboró en la campaña independiente de Jaime Rodríguez, El Bronco; un experredista exiliado en Canadá, una exmagistrada del Tribunal Superior de Justicia, un exmilitar apoyado por organizaciones zapatistas y un licenciado en Enseñanza del Español e Historia de Hispanoamérica.

De todos ellos es el “Padre Toño”, así conocido por la mayoría, quien jala el foco de atención porque su pretensión podría ser impedida por la Constitución debido a que incumple con el artículo 14 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, cuyo texto establece que los ministros de cualquier culto no podrán ser votados para puestos de elección popular “a menos que se separen formal, material y definitivamente de su ministerio cuando menos cinco años…antes del día de la elección de que se trate”.

En el caso de José Antonio Sandoval Tajonar, el Padre Toño, cumpliría unos tres años su separación como ministro de culto.

En su historia de vida cuenta que muy joven participó en el Partido Mexicano de los Trabajadores (PMT) con Heberto Castillo, pero después renunció a la política y se fue a estudiar al Seminario Conciliar de la Ciudad de México. En 2001 el padre Toño fue nombrado Secretario Ejecutivo para la Pastoral Social de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Otro de los aspirantes a candidatos independientes es el senador Fidel Demedicis Hidalgo, surgido de la disidencia magisterial y después militante del PRD. A principios de este año fue expulsado del PRD, dirigido entonces por Rodrigo Gayosso, hijo adoptivo del gobernador Graco Ramírez, debido a la crítica constante que realizaba sobre las políticas de gobierno, principalmente en materia de seguridad pública.

En abril pasado hizo pública su renuncia al PRD, luego de más de 25 años de militancia, y anunció su apoyo a la campaña de Andrés Manuel López Obrador pero nunca fue afiliado a Morena y tampoco lo consideraron para una candidatura.

Ariosto Genel García surgió en la palestra política durante la administración trunca del general Jorge Carrillo Olea (1994-1998), donde colaboró como Secretario de Obras Públicas y después como director del Sistema DIF.

De todos los aspirantes independientes es el que acumula experiencia en estrategias para obtener el apoyo de los ciudadanos, porque participó en los planes y proyectos de corte electoral de Jaime Rodríguez, actual gobernador de Nuevo León.

Antes de colocarse en la barra de los independientes Genel fue priista y en el 2012 también buscó la candidatura de ese partido para la gubernatura.

El nombre de Mario Rojas Alba esta asociado a un político de izquierda que surgió con el Partido Socialista Unificado de México (PSUM), los movimientos sociales y en la fundación del Frente Democrático Nacional (FDN), que llevó como candidato a Cuauhtémoc Cárdenas a la presidencia en

Rojas Alba, médico de profesión, pertenece a ese grupo de políticos del PRD perseguidos durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. Entre 1982 y 1988 una banda de jóvenes delincuentes robaron 14 veces su domicilio familiar y en su consultorio médico. Luego recibió una amenaza de muerte y decidió exiliarse en Canadá de 1992 a 1996.

A su regresó reinició su trabajo con las organizaciones sociales y en 2012 buscó la candidatura del PRD al gobierno del estado pero finalmente declinó a favor del diputado local Rabindranath Salazar, pero al final la candidatura fue para Graco Ramírez.

A Yolanda Gutiérrez Neri, también aspirante a candidata independiente para el gobierno de Morelos, la distinguen por su trayectoria en cargos públicos, docencia y asesora de organizaciones de trabajadores. Su proyección comenzó en 1985 cuando resultó electa diputada local y antes de concluir fue nombrada asesora jurídica de la Secretaría Gobierno.

Para 1991 fue designada magistrada del Tribunal Superior de Justicia del Estado y de 1993 a 1998 fue directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

Su origen político es priista pero ahora busca participar por la vía independiente.

Uno de los primeros aspirantes a gobernador como independientes es Luis Sergio Hernández Coronado, cuyo “destape” se realizó desde julio pasado por la dirigencia del Frente Zapatista del estado de Morelos.

A Hernández lo ubican como expriista, productor de caña de azúcar y abogado de profesión. Su designación fue producto de una asamblea general del Frente Zapatista que lo describió como honesto y luchador social.

Entre la lista de aspirantes a gobernador sin el apoyo de los partidos políticos también se encuentra Edgar Francisco Flores Miranda, un licenciado en Enseñanza del Español e Historia de Hispanoamérica, que se asume como un hombre de bajo perfil.

“Me gustaría ver un gobierno del estado de Morelos, cuya columna vertebral fuera la Empatía. Que estuviera en cada rincón. En cada espacio. En cada servidora o servidor público”, dice en su página de presentación en internet.

Por