Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 24 de noviembre.- Durante el primer Congreso sobre Violencias de Género en contra de las Mujeres, especialistas en el tema lanzaron el reto a  la Universidad Nacional Autónoma de México para que sea la primera universidad pública en dar la materia de Género.

Teresa Incháustegui, directora general del Instituto de la Mujeres de la Ciudad de México, hizo referencia a lo anterior cuando habló sobre el papel cuestionable que hacen los egresados de la carrera de Derecho que en su mayoría carecen de conocimientos sobre perspectiva de género.

Qué bueno que haya leyes pero de nada sirven si no se aplican, las leyes no educan, observó, por lo que propuso a la máxima casa de estudios del país que haga una revisión de sus planes de estudio de esta carrera y sea obligatoria la materia de Género.

Y abundó que en los litigios cada quien interpreta como quiere o como puede, cómo exigir que su formación sea la adecuada si la base no es la adecuada, se condiciona al alumno a aprenderse los artículos para pasar de manera satisfactoria una clase pero cuando recién egresa de la universidad ya se le exige que tenga perspectiva de género pero cómo tenerla si en las universidades no se preocupan por impartirla.

Lucía Melgar, investigadora del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) fue más allá y exigió a la Secretaría de Educación Pública que implemente desde la edad pre-escolar la educación sexual y con perspectiva de género.

Ana Pecova, directora de Equis: Justicia para Mujeres hizo un análisis breve sobre quienes atienden este tipo de congresos, pues es la propia academia la audiencia sin que las autoridades educativas atiendan la invitación general.

“Cuándo vamos a invitar a estas acciones, de manera directa, a la SEP, a Sedesol, a las fiscalías y procuradurías, a los tribunales y demás instancias responsables de la seguridad, de la educación, de la cultura en este país, son ellos con quienes debemos trabajar directamente”, cuestionó.

Por