Foto: Tony Rivera/CiudadanosMx

Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 15 de enero.- El rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, fue vinculado a proceso por el delito de peculado cuya imputación tiene como origen la contratación de un crédito original por 600 millones de pesos, sin la autorización del Congreso de Morelos y por pagar la suerte principal e intereses con recursos etiquetados para papelería, servicios y nómina.

El rector no puede ser detenido por este delito porque cuenta con un amparo de la justicia federal, como lo hizo para protegerse contra la orden de aprehensión librada en su contra por el delito de enriquecimiento ilícito.

El juez de Control, Juicio Oral y Ejecución de Sanciones, Adolfo González López, dictó el mismo fallo para el extesorero de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Eduardo Sotelo Nava, por firmar la solicitud del crédito.

Los abogados del rector exhibieron un justificante médico para excusar la ausencia del catedrático en la sala de juicios orales, y según el documento clínico el rector sufre de hipertensión, además el juez decretó que no era obligatoria su presencia en la audiencia de vinculación a proceso.

El fiscal Anticorrupción del estado, Juan Salazar Núñez, autor de las imputaciones de peculado y enriquecimiento, afirmó que el justificante médico salvó al rector de ser considerado sustraído de la acción de la justicia y por lo tanto tampoco se libró orden de aprehensión en su contra, pero informó que apelarán el fallo para exigir orden de aprehensión contra el catedrático, porque existe el temor de que eluda comparecer ante el juez.

En el desarrollo de la audiencia que inició al mediodía y concluyó pasadas las 18:00 horas, la Fiscalía Anticorrupción ofreció como mayor elemento de prueba la distracción del rector por mil 433 millones de pesos para pagar el crédito y los intereses de la cuenta contratado por la UAEM con Banco Interacciones, para la realización de obra pública, en 2014, pero el juez dejó la cuenta en 795 millones 549 mil 964 pesos.

Salazar Núñez dijo que el delito de peculado se configura porque el rector usó el total de los subsidios que recibe de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y del gobierno del estado, para el pago mensual del crédito, mientras que el presupuesto esta etiquetado para “salarios, papelería y servicios”, conforme a los convenios que el rector firmó desde 2014 a la fecha.

La defensa del rector argumentó que puede demostrar que el total del crédito fue utilizado para obra pública en la UAEM, pero el juez subrayó que el destino de los subsidios federa y estatal son muy claros.

También argumentaron que el rector y su extesorero no tenían el carácter de servidores públicos en 2014 y por lo tanto no podían ser juzgados conforme a la Ley de Responsabilidad de Servidores Públicos, pero la Fiscalía sostuvo que ambos manejaron recursos públicos y se encuentran señalados en el catálogo oficial como servidores públicos.

Los abogados del rector y el extesorero también esgrimieron que el Consejo Universitario, máximo organismo de decisión en la UAEM, los mandató contratar el crédito pero la Fiscalía indicó que el argumento era insostenible porque nadie atendería una orden para cometer un delito.

El extesorero Eduardo Sotelo Nava admitió que firmó la contratación del crédito en 2014 pero en la reestructuración convenida con Banco Interacciones en 2015, cuando el nivel de contratación pasó de 600 a 450 millones de pesos, ya no era tesorero. El juez prácticamente contestó que nunca demostró su separación del cargo y por eso también le imputaron el delito.

en cuanto a la autorización que presuntamente debió otorgar el congreso local para el crédito, el juez dijo que estaba fuera de su ámbito y no se pronunció al respecto.

El juez fijó el plazo del 15 de enero para el cierre de las investigaciones, mientras que el Fiscal Anticorrupción, Juan Salazar, dijo que el rector tiene como plazo el 21 de este mes para presentarse a otra audiencia por el presunto delito de enriquecimiento ilícito.

Por