Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 25 de octubre.- Los restos del General José Darío Magaña López, descansan en el Panteón de la Paz. En su tumba, sus familiares colocaron un cuadro con los nombramientos que tuvo desde 1957 hasta el año 2000.

El General de División Piloto Aviador, Diplomado de Estado Mayor Aéreo, José Darío Magaña López, nació el 25 de octubre de 1939, hoy cumpliría 78 años pero murió a los 66 en 2005.

Sus restos están sepultados en la sección tres, fila 14 del panteón La Paz ubicado al sur de Cuernavaca, cuyo espacio de sepulcros es de 14 hectáreas. Su tumba de color blanco tiene dos floreros en cada esquina y en el centro una imagen de Cristo.

Magaña López fue General de División y comandante de la Base Aérea Militar (BAM) durante dos años, dos meses y 15 días entre 1970 y 1994 durante la llamada Guerra sucia, además fue jefe de la Región Aérea del Sureste.

“Prefiero almas altivas y altaneras, que rastreras y serviles. Se les puede perdonar a las panteras pero nunca jamás a los reptiles”, se lee en un cuadro que fue colocado a su izquierda el 11 de abril de 2005.

Dedicó 47 años de servicio a la Patria y por eso sus hijos y familiares colocaron un recuerdo con la leyenda “aquí descansa el mejor General”.

Por