Por la Redacción

Ciudad de México, 21 de noviembre.-  El fotoperiodista Juan Carlos Landa, privado de su libertad el pasado 10 de noviembre a las afueras de su domicilio en Córdoba, fue hallado ayer sin vida en el municipio contiguo de Omealca, en el centro de la entidad veracruzana.

Así fue confirmado por el fiscal general Luis Ángel Bravo Contreras.

El fotógrafo de sociales fue reconocido por un tatuaje en el tobillo del pie derecho. Plumas Libres informa que “familiares negaron que la víctima tuviera problemas personales o vínculos en actos delictivos, e indicaron que el día que se lo llevaron fue prácticamente casi en la puerta de su vivienda”.

Juan Carlos Landa murió por traumatismo craneoencefálico y al momento del hallazgo presumiblemente tenía cuatro días de muerto a consecuencia de los golpes en cuerpo y cabeza, así como diversas costillas fracturadas. Se presume que fue asesinado el mismo día del secuestro.

“Ya está la investigación, efectivamente fue identificado y estamos en la investigación para ver qué fue lo que pasó; no tengo datos si presentaba huellas de tortura”, declaró Bravo Contreras, quien descartó que el homicidio del comunicador esté relacionado con su ejercicio laboral.

Proceso informó que Landa ofrecía sus fotografías de eventos sociales –bodas, bautizos, 15  años, entre otros– a clientes y medios que se lo requerían. “Con este crimen el actual gobierno carga con 16 casos de fotoperiodistas, reporteros o editores asesinados en lo que va del actual sexenio del prista Javier Duarte”, indicó el medio.

Entre los homicidios que siguen impunes en la entidad se encuentran el de la corresponsal de Proceso, Regina Martínez Pérez, y el del colaborador del mismo semanario y de la revista Cuartoscuro, Rubén Espinosa.

Además, durante la administración estatal presente se han cometido los asesinatos de Noel López Olguín, de Noticias de Acayucan; Miguel Ángel López Velasco, Misael López Solana, Gabriel Huge y Yolanda Ordaz, de Notiver; Guillermo Luna Varela, de Veracruz News; Esteban Rodríguez, de Diario AZ; Víctor Manuel Báez Chino, de Milenio; Gregorio “Goyo” Jiménez de la Cruz, de Liberal del Sur; Moisés Sánchez Cerezo, editor-reportero de La Unión; Armando Saldaña, de la K Buena de Tierra Blanca, y Juan Mendoza, de El Dictamen.

El último homicidio en Veracruz ocurrió en Orizaba, cuando el exreportero de Televisa, Juan Santos Cabrera, fue ultimado por una célula delincuencial identificada como rival de Los Zetas. A la víctima la Fiscalía y la SSP le atribuyeron nexos de “vocería” para esta organización delincuencial.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo