Por Diana Valderrábano

Cuernavaca, Mor., 8 de diciembre.- Problemas de violencia, salud, falta de oportunidades de educación y empleos dignos y bien remunerados para satisfacer las necesidades familiares fueron algunos factores sociales que trabajaron los últimos dos años el ayuntamiento de Cuernavaca y el Programa Nacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred).

Con la suma de esfuerzos la administración que encabeza Jorge Morales Barud, se llevaron a cabo 50 proyectos, como  seguridad ciudadana, mejora en la convivencia social  y el emprendimiento. Esto con el objetivo de reducir los factores que generan la descomposición del tejido social del municipio.

Morales Barud indicó que el ayuntamiento identificó las mejores opciones para asignar recursos en los programas que por la experiencia obtenida lograron mayores resultados de acuerdo a los lineamientos nacionales para avanzar en los polígonos identificados con mayor riesgo.

“Los proyectos educativos, de desarrollo social y prevención de la violencia impulsados por  Pronapred permitieron la atención de 53 mil 899 habitantes en estado de vulnerabilidad, para ello se generó una inversión de 98 millones 868 mil 810 pesos”, informó el alcalde.

A esta suma de esfuerzos se sumó el Instituto de Capacitación para el trabajo del Estado de Morelos (Icatmor), para ello el ayuntamiento dotó de recursos humanos y materiales para los 20 Centros de Desarrollo Comunitario en la capital, para brindarle herramientas necesarias a las familias de Cuernavaca para el desarrollo de actividades productivas que les permita integrarse a nuevas oportunidades laborales.

En 2013 y 2014, los centros registraron una asistencia aproximada de siete mil personas quienes fueron capacitados para mejorar su economía familiar a través del autoempleo.

“Más de 75 familias quienes tuvieron una beca mensual, fueron capacitadas para aprender  oficios de carpintería, herrería, cancelería y plomería.

Estos talleres estuvieron dirigidos especialmente a adultos mayores considerados como cabeza de familia en condiciones de carencia económica, a jefas de familia y aquellos que contaran con antecedentes penales”, explicó Morales Barud.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo