Por Moisés Sánchez

Cuernavaca, Mor., 27 de octubre. – El Sindicato Nacional de la Industria Hulera de la República Mexicana “Bridgestone de México, anunció que buscará dialogar con la Secretaría del Trabajo federal y la empresa de origen japonés para alcanzar acuerdos pacíficos y no estallar en huelga, como se rumoró ayer después de la asamblea extraordinaria que celebraron.

Antonio García Sánchez, secretario general del gremio sindical, aseguró que en la junta de ayer contemplaron la posibilidad de irse al paro laboral porque están inconformes con los despidos registrados en los últimos meses, así como un posible ajuste en el contrato colectivo de trabajo pero, dijo, los obreros determinaron la vía del diálogo “porque ni a la empresa, ni al gobierno, ni a nosotros nos conviene”, declaró.

El líder sindical expuso que en los últimos meses la empresa despidió injustificadamente 16 trabajadores por faltas o incapacidades, sumados a los 10 empleados que suspendieron hace un par de semanas por no presentarse a laborar en tiempo extra por orden del sindicato.

“No trabajaron porque no se notificó al sindicato de las horas extras y eso es algo que se le tiene que avisar por escrito al sindicato”, explicó.

De esos 26 despidos, 16 están en juicio, pero García Sánchez aseguró que no han avanzado porque los representantes de la empresa no asisten a las audiencias. Agregó que la última demanda de ese tipo en la empresa se registró en 1979, pero ahora tienen 16.

Además, acusó que la empresa pretende hacer reducciones de salario y retiro de algunas prestaciones, bajo el argumento de ser más competitivos frente a las otras empresas llanteras.

“No es tiempo para eso, porque hay buenos resultados, el ejemplo más claro es que este año hubo un monto de 175 millones de pesos para reparto de utilidades”, afirmó.

García Sánchez dijo que esta situación mermó la producción de llantas en las últimas semanas porque de los 21 mil neumáticos fabricados al día actualmente elaboran 17 mil piezas.

No obstante dijo tener confianza en que encontrarán una solución por la vía pacífica para evitar el estallamiento de la huelga; “tanto empresa como sindicato deben trabajar de la mano”, dijo. Por eso adelantó que antes de que finalice la siguiente semana podrán tener su primer encuentro con la empresa para dialogar.

Cifras del gobierno estatal indican que en los últimos cinco años Bridgestone invirtió 220 millones de dólares en el estado y generó mil cien empleos.

A finales de agosto pasado el gobernador Graco Ramírez viajó a Japón para entrevistarse con los directivos de Bridgestone y logró traer para Morelos una inversión superior a los dos mil millones de pesos para elevar la producción de neumáticos destinados a los mercados nacional e internacional, así como para la elaboración de un nuevo horno que permita la fabricación del modelo Run Flat.

Por