Caso de homofobia llega a Congreso

De la Redacción

CUERNAVACA, Mor., 26 de junio.- La maestra de Educación Física, Ada Lilia Gaxiola Peraza, no puede regresar a la Secundaria Técnica Número 13 “Rosario Castellanos”, por temor a ser agredida por padres de familia, a pesar de que el fallo jurídico del Iebem fue favorable para que sea reinstalada en su centro de trabajo, por lo que pidió la intervención de diputados en el caso.

La maestra, con más de tres décadas de carrera, fue separada de su actividad desde el pasado 31 de marzo, debido a una protesta que encabezó el presidente de la sociedad de padres de familia de dicho plantel, Víctor “N”, quien de manera agresiva amenazó a la docente si continuaba en el plantel, por lo que el Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (Iebem) le pidió a Gaxiola Peraza que esperara el fallo jurídico para regresar a su trabajo.

Sin embargo, desde el 16 de junio, el Iebem no le ha entregado el documento que acredita que ganó dicho  fallo, ya que los inconformes argumentaron que la maestra usaba vestimenta inadecuada y se salía del plantel en horarios de clases, sin que presentaran prueba alguna.

Si la profesora no presenta dicho documento, puede ser sancionada por desacato, por ello buscó apoyo entre los diputados, para que intervengan en el conflicto y pueda regresar a sus labores sin el temor de ser agredida.

Los alumnos de la secundaria no tienen actividad física supervisada desde hace más de tres meses, ya que las preferencias sexuales de la maestra incomodan al padre de familia, quien tiene un hijo que cursa el primer año en este plantel, por lo que el problema seguirá vigente por lo menos dos años más.

“El Iebem no me garantiza nada, dicen que mejor realice labores administrativas en el departamento de Secundarias Generales, donde estoy por el momento, con el horario que debería cubrir en la secundaria,  porque si hay una agresión más fuerte de la que sufrí, ellos no pueden hacer nada, no se hacen responsables, tendría que denunciar al padre de familia, por lo que me ‘sugieren’ que siga donde estoy hasta que termine el ciclo escolar… ¿y después?”.

Lamentó que el IEBEM en otros casos de maestros que sí son denunciados por acoso sexual o agresiones, se les investiga sin abandonar su lugar de trabajo y el trato, en su caso, fue una “sugerencia” para no presentarse en el plantel.

El jefe del Departamento de Secundarias, Rubén Rafael Segura Castellanos, declaró que la escuela no puede contratar a un suplente, ya que la maestra no fue despedida ni sancionada y “no podían violar sus derechos labores”, sin embargo Ada Lilia seguirá en un área distinta a sus habilidades ante la homofobia y abuso de poder de un padre de familia, y la “tolerancia” del Iebem.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.