«En buena onda que me dejen chambear»: Cuau

Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 19 de diciembre.-  Es imperdonable lo que han hecho conmigo, dijo el edil Cuauhtémoc Blanco, después de librar el cuarto proceso legislativo que busca su destitución; el último fue la solicitud de juicio político que solicitó el jurista Raúl Carrancá y Rivas, pero no procedió porque la Corte le concedió una nueva suspensión.

Blanco se dijo contento de regresar a trabajar después de la huelga de hambre a la que se sometió en los primeros minutos del sábado y concluyó el domingo, al conocer la protección que le brindó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) como resultado de una controversia constitucional que presentó contra actos del los Poderes Legislativo y Judicial.

Este es el cuarto proceso legislativo que enfrenta porque primero fueron los regidores del ayuntamiento y diputados del Congreso local quienes buscaron la revocación de mandato, después los legisladores pidieron la suspensión definitiva del cargo, y ahora la solicitud de juicio político en su contra.

Las causales que le imputan es que violó la Constitución de Morelos y la Ley de Responsabilidades de Servidores Públicos por incumplir con los requisitos de elegibilidad para ser presidente municipal, ausentarse en sus horas de trabajo e incurrir en una irregularidad constitucional porque recibió en donación pública sin la autorización del Cabildo.

Cuauhtémoc Blanco mantuvo su acusación contra los promotores para separarlo del cargo y les envió un mensaje: “en buena onda que me dejen chambear. No se metan con el municipio y  no me voy a meter con ellos”, manifestó.

El Cuauh afirmó que su triunfo parcial fue producto de la justicia divina porque logró una suspensión de parte de la Corte y por eso levantó su huelga de hambre el domingo.

Este lunes el astro del futbol se reunió en un restaurante ubicado en el centro de Cuernavaca, a un costado de palacio de gobierno, y al salir caminó hasta la presidencia municipal, situada a dos calles de ese sitio. En el trayecto recibió muestras de apoyo de la gente; unos lo saludaron, otros le dieron ánimos, “tú puedes Cuau”, decían.

En el ayuntamiento fue recibido por simpatizantes que portaban pancartas con leyendas de apoyo y el nombre de Cuauhtémoc.

Cuauhtémoc Blanco se dio tiempo para contestar un señalamiento del gobernador Graco Ramírez, quien en un programa de televisión abierta, dijo que el edil tiene problemas en su labor porque “cuando sólo tienes habilidad en las piernas, es difícil que puedas gobernar”.  “Soy hábil con los pies pero también hay que tener un poquito de cabeza, también se necesita la cabeza para hacer goles y jugar bien”, contestó Blanco.

A su vez pidió terminar con la discusión con el gobernador y entonces soltó: “Yo no le hice nada ni a él, ni a su hijo Rodrigo Gayosso, ni a los diputados”, explicó Cuauhtémoc Blanco, y aseguró que hay una gran oportunidad para hacer las cosas bien por Cuernavaca por eso pidió a los regidores se sumen a su proyecto y trabajar para la ciudadanía, que dijo, es lo más importante.

El edil lamentó lo sucedió el viernes cuando elementos del Mando Único bloquearon los accesos al ayuntamiento, ello consideró un golpe de estado, y por eso destituyó al secretario de seguridad Jesús Pérez Abarca, aunque hasta el momento, la destitución no es oficial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo