Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 27 de noviembre.- El mayor valor de la democracia radica en la incertidumbre de no saber quién va a ganar en los comicios electorales hasta que se realice el conteo final de votos, aseguró el vocal ejecutivo de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE) en Morelos, Pablo Sergio Aispuro Cárdenas.

La declaración a la par del “destape” oficial del exsecretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, a candidato a la presidencia de la República por el PRI.

Sobre el tema Aispuro Cárdenas desestimó que “los dados estén echados” para la sucesión presidencial, con la figura de Meade Kuribreña, y dijo que «los procesos de elección de candidatos en los partidos sí es predecible, en todos, pero no así en la elección”, enfatizó.

Recordó que desde 1994 los procesos electorales y el instituto que representa en la entidad enfrentaron retos. En la elección del 94 –recordó-, el asesinato del candidato priísta Luis Donaldo Colosio y el levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional volcaron a la gente a las elecciones, y esa fue la elección presidencial de mayor porcentaje, con el 77% de participación.

En el año 2000 fue la clara alternancia la que llevó a la gente a las urnas –abundó-, en 2006 la confrontación entre Felipe Calderón y Andrés Manuel López Obrador, elección que aseguró fue la prueba de fuego para el INE, con la diferencia del 0.58% entre ambos candidatos.

Aispuro Cárdenas aseguró que la elección de 2018 enfrenta nuevos retos, “son momentos en que la delincuencia campea terriblemente y tenemos procesos de competitividad social muy fuerte”, finalizó.

Por