Por Oswald Alonso

Cuernavaca, Mor., 11 de noviembre.- La Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), puso a disposición de la fiscalía estatal y del Comité de Víctimas sus laboratorios e investigadores para realizar una exhumación de los 103 cadáveres depositados en una fosa común en el municipio de Cuautla con el fin de identificarlos porque son muchas familias en el país en busca a sus desaparecidos.

El activista y secretario de Extensión de la UAEM, Javier Sicilia manifestó este miércoles la necesidad de que el Estado asuma su responsabilidad para identificar por nombre los cadáveres que fueron inhumados en lo que parece “una fosa clandestina disfrazada de cementerio”.

Aseguró que  han podido documentar en  tres años de los que va del  sexenio del gobernador Graco Ramírez, la desaparición de 83 personas, circunstancialmente, dijo, casi corresponde a la misma cantidad de cuerpos enterrados en una fosa “donde no se siguieron los procedimientos para las inhumaciones”, criticó.

Llamó a la fiscalía a permitir que la universidad intervengan al tratarse de un caso de interés público en el que está en entredicho la actuación de una autoridad, “sino ocultan algo, tienen que transparentar el caso y expedientes”.

También pidió que los expedientes de los cadáveres estén abiertos para consulta de los profesionales en diversas material que quieran colaborar en la identificación de los cuerpos que incluye a los especialistas que participaron en el caso de los estudiantes desaparecidos de la normal de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero.

También propuso al gobierno estatal crear inmediatamente un Comité de Expertos donde participen las organizaciones de víctimas para esclarecer el caso, de lo contrario, dijo: “no los dejaremos dormir”

Uno de los peritos más reconocidos en Morelos, el doctor Abimelec Morales Quiroz, presidente de la Asociación de Ayuda Víctimas y Grupos Vulnerables (AAVGV), acusó que la fiscalía estatal no  realizó  a los cadáveres de la fosa de Tetelcingo las tomas de muestra del tejido para la huella genética que se envía al banco de ADN que tiene la Procuraduría General de la República (PGR).

El perito explicó que desde el año 2007 las procuradurías estatales del país firmaron convenios con la PGR para realizarles la huella genética a  los cadáveres cuya identidad se desconoce para después enviarlas, sin embargo, Abimelec Morales asegura que la autoridad morelense no cumple con este procedimiento que ayudaría a la identificación de muchos desaparecidos en México.

“Invito a la fiscalía a que presente las muestras ( Electroferogramas) con la fecha de obtención del resultado o el acuse de recibo (de PGR) si es que los llevaron”, pidió.

La muestra  permite realizar pruebas genealógicas de ADN, de paternidad, de secuenciación y de huella genética.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo