Por Justino Mirand

CUERNAVACA, Mor.- La Policía de Mando Único en Cuautla registró la inhumación de 150 cadáveres en dos fosas del panteón del poblado indígena de Tetelcingo, municipio de Cuautla, de acuerdo con el oficio SSPyTM/DPP, fechado el 28 de marzo de 2014 y rubricado con el sello del gobierno municipal de Cuautla, situado al oriente del estado.

El parte oficial contrasta con la versión del Fiscal General del Estado, Javier Pérez Durón, quien declaró a la prensa que se trata únicamente de una fosa con 105 cadáveres en calidad de desconocidos o no identificados por sus familiares.

El caso de la fosa y los cadáveres se conoció tras la denuncia de una madre que acusó a la Fiscalía estatal de sepultar, en marzo de 2014, el cuerpo de su hijo secuestrado y asesinado en el 2013.

La mujer explicó que desde 2013 identificaron el cuerpo de su hijo Wenceslao pero las autoridades se negaron a entregar el cuerpo con el argumento de investigar a los responsables. Wenceslao permaneció casi un año en el Servicio Médico Forense (Semefo) hasta que un día lo inhumaron junto con más de un centenar de cuerpos depositados en una fosa de Tetelcingo.

La familia reclamó el cuerpo y el Ministerio Público realizó la exhumación de los cuerpos en diciembre de 2014 para devolver los restos de Wenceslao. Otro cuerpo también ya fue entregado a sus familiares por lo que, dijo recientemente el Fiscal, sólo hay 103 cuerpos en una fosa común.

Los familiares de Wenceslao tomaron video de la exhumación y lo difundieron para denunciar la existencia de la fosa.

El caso dio un viraje trascendente por la filtración de la “Tarjeta Informativa de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Cuautla”, cuyo reporte cita que la diligencia fue dirigida por la entonces Directora de Servicios Periciales del Estado, Ana Lilia Guerrero Moreira y el Director de Salud Pública Municipal de Cuautla, Gonzalo Sánchez Hernández.

Del depósito de los cuerpos tuvo conocimiento el ex Fiscal Rodrigo Dorantes Salgado, actual Delegado de la PGR en el estado de Durango, de acuerdo con el testimonio del delegado de la comunidad de Tetelcingo, Artemio Balón Tenango, contenida en el reporte oficial.

En el texto se cita que el delegado dijo que “había recibido una llamada del procurador (Rodrigo Dorantes), el cual le había indicado que se iban a sepultar 150 cuerpos ya que el propietario del panteón de Tetelcingo, de nombre Socorro Tlapala Becerro, había donado las dos fosas que iban a ser utilizadas”, cita el documento oficial cuya copia fue enviada a varios medios de comunicación.

El reporte

La tarjeta informativa, contenida en la averiguación previa que abrió la Fiscalía morelense para investigar los hechos, refiere que el 28 de marzo de 2014, alrededor de las 09:29 horas, dos unidades de la Policía de Mando Único de Cuautla interceptaron dos vehículos del Servicio Médico Forense, con números económicos 0212 y 0213.

Al mando de las unidades iba Ana Lilia Guerrero Moreira, quien preguntó a los oficiales la dirección del panteón de Tetelcingo, “ya que iba a sepultar 150 cuerpos, mismo que provenían de Cuernavaca, así como de Cuautla, y que era cuerpos los cuales no habían sido reclamados y que eran del año 2010 a la fecha, por lo que los guiamos hasta el panteón, ubicado en la calle 5 de mayo entre la colonia 12 de Diciembre y col 19 de Febrero, percatándonos que en el panteón ya se encontraban dos fosas de un diámetro de cuatro por cuatro”.

El parte policial firmado por el comandante Constantino Salas Martínez cita que a las 9:43 horas arribaron otras dos camionetas con número económico 0201 y 0209 con mas cuerpos; luego llegaron otros cuatro vehículos entre ellos una camioneta con placas PXN1405 de Morelos, una camioneta con número económico 0119, un auto Tsuru número  01288, “en los cuales viajan un aproximado de 15 personas, todos ellos integrantes de la Procuraduría (Fiscalía General del Estado) de Cuernavaca, Morelos, los cuales bajaron los cuerpos de las diversas camionetas que los transportaban para posteriormente depositarlos en las fosas que se encontraban ya en el panteón”, describe el documento oficial.

 Precisa que a las 10:00 llegó el delegado de Tetelcingo, Artemio Balón Tenango, y dijo que tenía conocimiento de los hechos. Cinco minutos después arribó al panteón el Director de Salud Municipal, Gonzalo Sánchez Hernández, con otro hombre a bordo de una camioneta del Servicio de Salud Municipal con numero económico 01.

Sánchez se entrevistó con la Directora de Servicios Periciales e indicó que todo se encontraba conforme a Derecho, por lo que procedieron a sepultar los cuerpos y terminaron alrededor de las 17:00 horas, de acuerdo con el parte oficial rubricado por  el comandante de la Policía de Mando Único en Cuautla, Constantino Salas Martínez.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo