Por Iván Navarro

CUERNAVACA, Mor., 28 de mayo.- Estaba en la fila junto a su oponente esperando a que les asignaran área de combate, era la final por la medalla de oro del taekwondo de la categoría juvenil, menor de -54 kg. Era el mediodía del sábado 24 de mayo, el morelense Santiago Zamorano le comentó a su entrenador Fernando Salgado que no recordaba que iba caminando rumbo al campeonato.

El joven taekwondoín morelense llegaba al puerto de Veracruz como el gran favorito para colgarse la medalla de oro en la categoría juvenil menor de -54 kilogramos, en su primer combate no tuvo mayor dificultad al superar 17-5 a David Alexis García Chaparro, de Chiapas, de inmediato se formó nuevamente para que le asignaran área de combate.

En su segundo combate, “El Coyote”, como se le conoce a Santiago en el ambiente, se enfrentaría en el área tres ante el representante de Sonora, José Kevin Ruiz Tapia, en un combate que fue de principio a fin para el morelense, que ganó por 11 puntos a cero, pero en un descuido, Kevin intentó una patada a la cabeza que impactó con la rodilla en la frente de “El Coyote” sin tener consecuencias de momento, el combate continuó y Morelense se llevó la pelea de manera categórica.

Los padres de “El Coyote” llegaron al puerto jarocho para ver a su hijo ganar nuevamente la medalla de oro, desgraciadamente esto no sucedería.

Ese triunfo le aseguraba la medalla de bronce, pero iba por más, su anhelo era disputar la final que lo llevaría al tricampeonato, en la semifinal se enfrentaría a Guillermo Guerrero Godínez, del estado de Jalisco, a quién derrotó 10 a uno «sin despeinarse». Santiago Zamorano estaba imparable, la medalla de oro estaba muy cerca, pero el destino cambiaría las cosas.

Santiago caminaba junto a su entrenador Fernando Salgado rumbo al área cinco donde disputaría la final ante Rodrigo Gastón, del Distrito Federal, fue cuando las cosas ya no marchaban bien.

“El Coyote” le preguntaba a su maestro:

-¿A dónde vamos?

Salgado, suponiendo que era una broma, le contestó

-Vas a pelear la final, ¿no te acuerdas?

Santiago le replicó en tono preocupante

-Si apenas voy a pelear el segundo combate.

El golpe con la rodilla ante el sonorense Ruiz Tapia le provocó una laguna momentánea en la que no recordaba lo sucedido apenas unos minutos atrás.

En el saludo previo a iniciar el combate, Santiago Zamorano presentó dolor de cabeza y baja de presión, de inmediato los servicios médicos actuaron y trasladaron al morelense a un hospital cercano donde fue revisado, valorado y puesto bajo observación médica, los padres Zamorano estaban con la incertidumbre en el World Trade Center, lugar donde se realizaban los combates, por no saber qué pasaba, de pronto les avisan el nombre del hospital al que acudieron para velar por la salud de su “campeón”.

El combate se declaraba terminado por abandono y el capitalino ganó la medalla de oro en la edición 2014 de la Olimpiada Nacional en Veracruz, en la ceremonia de premiación se hizo mención especial para Santiago Zamorano quien recibió su medalla en el hospital de manos de su entrenador Fernando Salgado.

A la mañana siguiente, el domingo 25 de mayo, Santiago salió del hospital, se vistió con el pants de la selección Morelos para trasladarse de nueva cuenta al lugar en donde perdió la medalla de oro pero ahora para apoyar al resto de sus compañeros que competirían más tarde.

 

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo