Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 20 de marzo.- El aspirante independiente a la alcaldía de Cuernavaca, Luis Antonio Flores García, denunció presuntas irregularidades en la plataforma que autorizó el Instituto Nacional Electoral (INE) para la recaudación de firmas, lo que le habría perjudicado para lograr la candidatura y exigió la revisión de las 523 firmas que fueron invalidadas por duplicidad.

Flores García recaudó 11 mil 820  firmas de las 9 mil 198 requeridas para alcanzar la candidatura por l avía independiente. En conferencia de prensa exhibió una serie de documentos para demostrar, lo que llamó anomalías que en su opinión habrían cometieron los órganos electorales como el cambio de domicilio de los ciudadanos que viven en Cuernavaca pero de acuerdo a la plataforma residen en Tepoztlán y en Tijuana Baja California.

Explicó que durante 35 días más de 280 ciudadanos recorrieron las colonias de Cuernavaca en busca de los apoyos ciudadanos, posteriormente se subieron a la plataforma digital para dispositivos móviles avalados por el INE, y cada día las firmas eran sometidas a un proceso de revisión denominado “mesa de control” el cual descartaba firmas falsas, no listadas en el padrón electoral, datos no encontrados, fuera de la zona geo-electoral y duplicadas por otro aspirante.

Para el caso de este aspirante,  al final del proceso la plataforma validó  10 mil 295 firmas,  mil 900 firmas más sobre el mínimo requerido, con ese número Luis Flores lograría su constancia.  Sin embargo, le fue negado su registro por el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac), porque le invalidaron mil 315 firmas por duplicidad.

Según Luis García, las irregularidades vienen en el dictamen donde aparecen otros dos rubros que en la plataforma original no se encontraban, por ejemplo, dijo, la “sección cero” en cuyo apartado refleja ‘sin exitoso’ y con un total de 115 apoyos no aceptados.

“Hasta este momento no nos han dado respuesta, quien nos va a decir qué pasó con las firmas duplicadas, quién y cómo las revisó, quién dará la certeza y la garantía de que no se manipuló, porque una aplicación tan cara acaba siendo una aplicación de datos de Excel que cualquier persona con conocimientos básicos en computación puede manipular”, declaró Luis García.

Por