Por Leticia Villaseñor

Cuernavaca, Mor., 21 de marzo.- Las entradas de la Universidad Autónoma del estado de Morelos fueron “tapizadas” de consignas en contra de Javier Sicilia Zardain y del exrector Alejandro Vera Jiménez, durante la visita del representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, a la máxima casa de estudios, quien se presentó a un foro.

Un nutrido grupo de jóvenes, quienes se rehusaron a hablar con medios de comunicación, colocaron por todo el circuito interior universitario consignas en contra del activista que encabeza el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y en una cuantas contra Vera Jiménez, quien ni siquiera estuvo presente en la actividad realizada en la Biblioteca Central.

Sicilia Zardain, quien encabeza el Programa de Estudios de la Complejidad y Formación de la Ciudadanía de la Coordinación de Comunicación Intercultural de la UAEM, se rehúso a dar declaraciones a la prensa para no entorpecer el proceso que, adelantó, iniciará por dicha acción.

La UAEM enfrenta una crisis económica antiquísima que se recrudeció durante la pasada gestión de Alejandro Vera, quien realizó diversas marchas, pronunciamientos y encabezó el Frente Amplio Morelense conformado a mediados de 2016 en contra de las políticas públicas del Ejecutivo estatal.

Ello llevó a una severa confrontación entre el gobierno estatal y la máxima casa de estudios que derivó en la retención de la ministración mensual del presupuesto, e incluso la salida anticipada de Vera Jiménez en diciembre pasado, a pesar de que periodo terminaba hasta el 12 de marzo pasado.

La estafeta del cargo la tomó Gustavo Urquiza Beltrán, quien en compañía de los líderes sindicales de los trabajadores Académicos y Administrativos, Mario Cortés Montes y Virginia Paz Morales, respectivamente, mantienen estrecha relación con el titular del ejecutivo, Graco Ramírez.

Por