De la Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 02 de julio.-El consulado mexicano en Brasil solicitará la liberación de los funcionarios de la delegación Benito Juárez, Sergio Eguren y Rafael Medina Pederzini, y dos de sus acompañantes, acusados presuntamente de tocamientos a una mujer y la agresión a su esposo y dos acompañantes, ya que habría indicios de que fueron aprehendidos injustamente en una “confusión”, publicó el diario La Jornada.

Así lo aseguró el jefe delegacional de Benito Juárez, Jorge Romero, quien detalló que entabló contacto con esa representación consular y le manifestó que las cuatro personas se vieron envueltas en una gresca en la que participaron varios aficionados, por lo que fueron llevados a un área de protección a turistas, y luego recluidos por las acusaciones de acoso sexual y agresiones, “sin que haya pruebas de ello”.

Sobre este escándalo, ayer fueron muchas las reacciones que generaron los presuntos actos imputados a Eguren y Medina Pederzini, así como a Ángel Rimak Eguren Cornejo y Mateo Codinas Velten, también presos en Brasil luego del encuentro de México contra Holanda en la ciudad de Fortaleza.

El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, manifestó su repudio al comportamiento de los dos ex asambleístas, y tanto en las redes sociales como en conferencia de prensa en el Senado calificó esa actuación de falta de respeto y violación a la intimidad que no se justifica en ninguna circunstancia. Añadió que, de ser ciertas esas acusaciones, procederemos a deslindarnos completamente de ellos y a repudiarlos como panistas y como mexicanos.

Ernesto Ruffo, su compañero de bancada, pidió analizar el hecho con toda objetividad; mientras la también senadora Mariana Gómez pidió esperar la versión oficial de lo ocurrido, y si se comprueba que hubo abusos contra una mujer, alzaremos la voz y de forma automática serían expulsados.

Para la subsecretaria para América Latina de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Vanessa Rubio, la acción consular se ciñe a observar que la decisión del juez que siga la causa se apegue a derecho y que se tomen en consideración los elementos de defensa pertinentes.

“La cancillería –dijo– tiene espacios de acción y límites en la protección consular, que se cumplieron desde que se tuvo conocimiento de este incidente. Estamos atentos a que estén adecuadamente resguardados, tratados y que tengan acceso a llamadas con sus familiares, con sus abogados, que fue la atención que se les brindó desde el primer momento”.

Después de eso, acotó, son los demandados quienes tienen que contratar a un abogado y hacer sus arreglos legales correspondientes, como cualquier persona en cualquier parte del mundo.

La organización Mujeres de Hierro reprobó ese asunto, pues confirma la necesidad de tomar medidas drásticas para disminuir la cultura de la violencia, la discriminación y el abuso contra este grupo de la población.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ALDF, Dinorah Pizano, y el diputado local Daniel Ordóñez, opinaron sobre el caso. Mientras la primera pidió la inmediata destitución de Eguren y Medina, el segundo pidió a la Contraloría General del DF investigar si los dos panistas viajaron a Brasil con recursos propios o del erario.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo