Por la redacción

Cuernavaca, Mor., 14 de enero.- El gobernador Graco Ramírez y el director general de Bridgestone Latinoamérica, Daniel Benvenuti, pusieron en operación una subestación eléctrica de alta tensión en la Planta Bridgestone Cuernavaca, lo cual aumenta la capacidad de producción y genera nuevos empleos.

“Es evidente que nosotros confiamos plenamente en Morelos, porque hemos encontrado las condiciones para hacer sustentable nuestros negocios de manera incluyente con la sociedad”, puntualizó Daniel Benvenuti.

Agregó que en 5 años, en la planta Cuernavaca se han invertido 220 millones de dólares, con lo cual se ha duplicado la capacidad productiva de la planta, que con la subestación eléctrica ahora produce hasta 22 mil llantas por día. 

Para Bridgestone Latinoamérica, la planta de Cuernavaca es un orgullo porque es la planta de Latinoamérica con más prestigio en calidad, en crecimiento, en eficiencia y productividad, aseguró el director general.

Hoy inició operaciones la subestación de alta tensión proyectada desde 2010, y que por causas ajenas a la empresa, habitantes de las colonias vecinas de Cuernavaca y Jiutepec se encargaron de frenar, bajo la falsa idea de que el cableado subterráneo sería dañino para la salud.

Ese problema fue planteado a Graco Ramírez cuando como gobernador electo, en 2012, visitó la planta, fue ahí donde se comprometió a socializar el tema entre la población, lo cual consiguió y hoy la subestación opera con normalidad.

“Los compañeros del gobierno de Morelos, junto con el ayuntamiento, decidimos trabajar y hablar el tiempo necesario, con la paciencia necesaria, con los argumentos y con todas las acciones de mejoría de toda la región donde pasaba este cable, demostrándoles que el ducto y el mismo cemento impide cualquier daño hacia afuera”, relató.

 El mandatario morelense precisó que en la entidad la producción industrial se está duplicando, derivado de que Morelos ahora cuenta con una estación de gas natural y la central termoeléctrica en la comunidad de Huexca, en Yecapixtla.

Ramírez Garrido afirmó que los grandes proyectos económicos siempre generan resistencias, como todas las políticas públicas, porque el progreso rompe las dinámicas de la cotidianidad.

En cambio, para el estado y las comunidades se generan más plantas de trabajo, más producción y mayor competitividad, lo cual estuvo detenido por tres décadas en la entidad morelense, y ahora se está reactivando.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo