Por Antonella Ladino

Cuernavaca, Mor., 26 de noviembre.- Elda Anrubio Vega,  restauradora del  Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), delegación Morelos,  informó que durante la restauración de las fuentes ubicadas en el Puente Porfirio Díaz, encontraron seis capas de diferentes colores  lo que provocó una disminución del detalle.

“No hay registro de la última vez que fueron restauradas y con las seis capas de color encontradas demuestra que sólo fueron repintadas, una vez que se deteriora la capa de pintura original y se deteriora el minió que es un compuesto tóxico que protege el metal, lo que hicieron fue pintarlas una y otra vez, pero abajo la corrosión continuó”, agregó la restauradora.

En las fuentes los especialistas del INAH, encontraron seis capas gruesas de color verde, amarillo, dorado, gris, blanco y rojo. Por eso fue necesaria una restauración a fin de evitar que el óxido del metal continúe y ocasione que las fuentes pierdan su forma.

La obra  de restauración fue  ejecutada por el gobierno del estado y la Secretaría de Obras Públicas en coordinación del Instituto de Antropología e Historia delegación Morelos, a cargo de la empresa “Constructora NM Y CO, SA de CV”.

Durante la restauración se realizó una limpieza mecánica para eliminar las capas de pintura, después una limpieza química con hexametafosfato de sodio, un químico para ablandar, y así eliminar los productos de corrosión superficiales encontrados debajo de las pinturas.

Posteriormente se realizó la pasivación del metal en superficie con solución acuosa de ácido tónico con color negro y acabado “pavonado”, denominado así porque es un color similar al color de las plumas de los pavos.

Se agregó también un tipo de barniz blanco, enseguida una  capa de pintura negra, (polyner 75) la cual  proteger el metal y  da un acabado estético similar al que tuvieron originalmente.

Elda Anrubio, dijo que con este proceso se eliminó todo el proceso de corrosión en el metal de las fuentes, lo cual dura aproximadamente diez años para su nueva restauración.

En abril pasado, el gobierno del Estado inició la segunda etapa de rehabilitación del puente Porfirio Díaz y de las fuentes, que son marcan el acceso al Centro Histórico y por ende están bajo el resguardo del INAH.

Por

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo