Se encierran regidores para, presuntamente, destituir al Cuauh

Por Antonella Ladino

CUERNAVACA, Mor., 10 de diciembre.- Cinco regidores y la síndico municipal, opositores al edil Cuauhtémoc Blanco, supuestamente intentaron sesionar para desconocer del cargo al edil capitalino. Esa acción provocó una protesta por comerciantes del Mercado Adolfo López Mateos quienes  exigieron respeto al voto ciudadano, además arrojaron huevos a la oficina de la síndico, Denisse Arizmendi Villegas donde se encontraban reunidos los Concejales.

Alrededor de las 18:00 horas los regidores Jorge Pallares, del PAN, Eugenia Guadarrama y Amelia Fernández Aguilar, regidoras independientes;  Pedro Ramón Linares y Eduardo Bordonave, del Partido Social Demócrata (PSD),  se reunieron en la oficina de la síndico, Denisse Arizmendi Villegas a fin de iniciar una sesión de Cabildo y así emitir un comunicado para desconocer al edil Cuauhtémoc Blanco.

Tras los hechos fue requerida la presencia de elementos policiacos quienes se apostaron en la entrada del ayuntamiento a fin de impedir el paso a los comerciantes que llegaban en refuerzo para los que se encontraban adentro, y con gritos exigieron a los regidores respetar el voto del pueblo.  Sin embargo, la sesión no se llevó a cabo porque el alcalde Cuauhtémoc Blanco no estuvo presente, ni el secretario técnico, Guillermo Arroyo Cruz.

Blanco enfrenta un proceso legislativo desde hace 15 días, primero por la revocación de mandato, pero la tarde del viernes 22 diputados resolvieron destituirlo pero ahora por la suspensión definitiva del cargo porque acusan que Blanco Bravo engañó a los ministros de la Corte porque en su recurso de controversia contra el intento de revocación de mandato, presuntamente suplantó  las facultades de la Síndico municipal Denisse Arizmendi Villegas al firmar la solicitud de controversia.

La solicitud de los legisladores fue aprobada por  22 diputados, cuatro diputados del PAN se abstuvieron y solo el diputado Jesús Escamilla Casarrubias, del Partido Humanista, votó en contra.

La protesta de unos 100 vendedores fue encabezada por el líder comerciante, Emilio Rosas Rico, los mismos que por la mañana participaron en un mitin realizado en Plaza de Armas en apoyo a Blanco Bravo, tras el proceso judicial que enfrenta ahora por destitución definitiva del cargo.

Cerca de las 18:00 horas arribó Guillermo Arroyo Cruz, quien ordenó al secretario de seguridad ciudadana, Jesús Pérez Abarca ordenar el retiro de los regidores y así evitar un connato de violencia, además responsabilizó de cualquier hecho de violencia que pudiera registrarse en el ayuntamiento.

Después de más de dos horas finalmente los regidores salieron del ayuntamiento escoltados por los elementos policiacos quienes impidieron el acercamiento de la prensa.  En entrevista Arroyo Cruz dijo que los regidores pretendían llevar a cabo la sesión porque les estorba la presencia de Cuauhtémoc Blanco en la oficina de la presidencia municipal.

De igual manera dijo que sus abogados estarán atentos en su defensa legal porque hay una suspensión definitiva de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y además la suspensión de un juez federal.

Arroyo Cruz, acompañado del secretario de Asuntos Jurídicos, José de Jesús Guizar, el director de Turismo del ayuntamiento y el director del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (Sapac) acusó que la policía del Mando Único no está dispuesta a aceptar las órdenes del alcalde capitalino Blanco Bravo, por lo que dijo será un tema que tanto el presidente como su gabinete abordará para decidir qué acusaciones podrán tomar respecto a los hechos registrados esta tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El tiempo se ha agotado, debes dar refresh para cargar de nuevo