Por Justino Miranda

Cuernavaca, Mor., 19 de diciembre.- El mayor número de víctimas y de casas siniestradas en el municipio de Jojutla, por efectos del sismo del pasado 19 de septiembre, se debe a la omisión de administraciones anteriores porque permitieron la construcción de viviendas con hasta tres pisos en edificaciones diseñadas para una sola planta.

Esas bases tenían material de adobe y significaban casas muy antiguas por eso se derrumbaron ante el terremoto de 7.1 grados de intensidad, afirmó Sergio Beltrán Toto, Coordinador técnico de “Unidos por Morelos”, responsable de la reconstrucción de viviendas afectadas. En Jojutla resultaron dañadas 3 mil 69 casas.

De acuerdo con cifras oficiales 14 de los 33 municipios del estado registraron un total de 74 decesos por el sismo pero Jojutla, ubicado en la zona sur, resultó el más afectado con 27 muertes, entre ellos una bebé de 15 meses de edad y otra menor de tres años.

En números totales los gobiernos federal y estatal documentaron alrededor de 23 mil 500 familias damnificados, pero la cifra cambia porque aparecen más familias que después del sismo salieron de sus viviendas, se fueron a otros municipios u otros estados, dijo Beltrán Toto.

El gobernador declaró en octubre pasado que unos 100 mil morelenses resultaron afectados por daños en sus viviendas.

Beltrán Toto informó que el censo del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) tiene 6 mil 106 casas con perdida total, y las casas que no reconocieron son casi 2 mil pero esas serán atendidas por Unidos por Morelos.

Las casas con daños parciales inscritas en el Fonden son 15 mil 642 y Unidos por Morelos tiene 11 mil 584, por lo que la suma general asciende a 35 mil 332 pero el Coordinador estatal dice que el repunte de la cifra se debe a la duplicidad de registros.

También informó que de las 8 mil 106 casas con daños totales se llevan un 50% de demolición, mientras que en la reconstrucción parcial se supera el 50% y cuentan con casas muestras en al menos 11 municipios. “Esperamos que a fin de año estén todas las muestras. Son viviendas que se tardarán de seis a ocho semanas para estar listas, y esperamos que en el primer semestre del siguiente año podamos tener todas las viviendas terminadas”, dijo Beltrán Toto.

En Morelos la reconstrucción de las casas se realiza a través de seis fundaciones quienes aportan recursos adicionales para que no sean viviendas de 120 mil, cuya monto aporta el Fondeno Unidos por Morelos, sino que se construyan casas de 150 mil o 160 mil pesos, dependiendo la región o el material.

Con respecto a la reconstrucción parcial Unidos por Morelos trabaja a través de tarjetas precargadas que se pueden cambiar por material en 60 centros de distribución establecidos en los municipios.

Hacen compras de contado en todas las tiendas de la región y empresas 100% morelenses. “Aquí no hay empresas de compadres, amigos, de nada, solo empresas que trabajan con casas afectadas por fenómenos naturales”, dijo el Coordinador de Unidos por Morelos.

Recursos de construcción

En octubre pasado el gobernador Graco Ramírez obtuvo la autorización del Congreso de Morelos para la contratación de un crédito superior a los 2 mil millones de pesos, para financiar la reconstrucción de las viviendas afectadas por el sismo.

El Congreso precisó que los instrumentos financieros fueron por 1 mil 762 millones de pesos utilizado como aportación estatal al FONDEN y con ello la federación aportaría 3 mil 717 millones. Otra autorización es por 368 millones para infraestructura educativa, porque el 84 por ciento de los planteles resultaron afectados.

El gobernador afirmó que el modelo de contratación era “bono cero” lo que implica el acceso a recursos financieros sin el pago del capital, sólo los intereses. De esa manera Morelos aportaría para la reconstrucción de vivienda 463 millones, que se convertirán en mil 299 millones, mientras que para escuelas 88 millones, lo que permitirá tener 288 millones.

Escuelas

Por su parte La secretaria de Educación, Beatriz Ramírez dijo que el movimiento telúrico afectó más de mil 400 inmuebles de los cuales 41 tuvieron pérdida total por lo que el estado solicitó 3 mil 500 millones de pesos provenientes del Fonden para su reconstrucción.

Agregó que hasta el momento el 96 por ciento de las escuelas afectadas reanudaron clases en sedes alternas, aulas provisionales o móviles pero de éstas últimas se tenían programadas 800 aulas y solo recibieron 350, además cerca de 200 escuelas de nivel primaria proporcionaron guías de estudio a los padres de familia para avanzar en el desarrollo educativo de sus hijos.

Aseguró que durante estas vacaciones terminarán los pendientes en los planteles educativos que sufrieron daños menores, para que el regreso a clases sea al cien por ciento.

Por