Imagen Entrada Predeterminada | Sin Linea Diario

Sin Línea No. 133, julio 2014

Benevolencia a Mochaorejas
Por Francisco Gómez
Regresarán propiedades cuyo común denominador es qué fueron adquiridas con el dolor y dinero de sus víctimas, a las que mutiló o asesinó.
Abandonadas, atemorizantes, maltrechas y ocupadas de manera incierta por juzgados y organizaciones ecologistas, las 14 propiedades que ilícitamente acumuló en Morelos el secuestrador Daniel Arizmendi, “El Mochaorejas”, son actualmente reclamadas por sus familiares en un juicio que está por resolverse ante el Poder Judicial de la Federación.
Situadas en barrios residenciales, en fraccionamientos o en colonias de Cuernavaca, Xochitepec y Miacatlán, los inmuebles tienen un común denominador: fueron adquiridas con el dolor y dinero de sus víctimas, a las que mutiló o asesinó.
Sobre esos bienes hay desde un incierto destino hasta leyendas que han corrido de voz en voz entre los vecinos de las zonas donde se localizan. Lo cierto es que nadie se quiere acercar a esos lugares que, en el mejor de los casos, no ocupa nadie ni tampoco se han rematado por todo el enredo judicial, para lograr la reparación del daño a las víctimas del “Mochaorejas”.
Por primera ocasión, Sin Línea dispone del listado oficial de los 47 bienes inmuebles conocidos, hasta ahora, de Daniel Arizmendi, quien fuera detenido el 18 de agosto de 1988 en la zona del Toreo, en el estado de México, cuando pretendía cobrar el pago de un rescate.

Crimen pelea polígonos
Por Justino Miranda
La estrategia para recuperar espacios y rehabilitar adictos, no funciona. La “oferta” no resulta atractiva a los jóvenes, que se mantienen enganchados a células delictivas en Morelos.
Desde julio de 2013, una pared de la emblemática colonia “La Carolina” de Cuernavaca tiene la pinta de “Morelos, Territorio de Paz”, como símbolo de la pretensión del gobierno estatal por alcanzar el resarcimiento del tejido social mediante el programa federal de rescate de espacios públicos.
“La Carola”, como le llaman de manera coloquial, está considerada en los polígonos de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación (Segob), como una de las demarcaciones con los mayores índices delictivos de la capital de Morelos.
En ese conjunto de colonias también se encuentra la “Antonio Barona”, situada en la parte oriente de la capital, cuyo delegado, Virgilio Bahena, pone en tela de duda la efectividad del proyecto oficial porque, dice, “para arrebatar a los adolescentes y jóvenes de las adicciones y del crimen organizado hace falta otro plan, más que adecuar instalaciones deportivas o de recreación”.
La capital de Morelos, de acuerdo con la lista publicada en el Diario Oficial de la Federación en mayo pasado, es uno de los 29 municipios en el país con más “ambiente de violencia”.


Poesía en tiempos de balas

Por Leticia Villaseñor
Máximo Cerdio es un hombre de mundo, y del inframundo; recorre aquellos caminos que para muchos han dejado de ser relevantes y encuentra la poesía en las cosas más burdas, impensables, “indignas” acaso de ser merecedoras de su poesía.
“Lugar de hechos”, es un libro de poesía (poemas y prosa poética) inédito, dice el propio Cerdio, que relata parte de la vida de un reportero que trabaja todos los días en la cobertura de noticias en Morelos. En él se entrelazan al menos dos historias: lo que el protagonista observa que ocurre en la calle y lo que le sucede al protagonista en su interior.
La mirada de Máximo, describe Felipe Varela, es una mirada perversa. Recupera para todos nosotros la capacidad del reportero a que se refería Ernest Hemingway para tener siempre bien puesta una “antena de mierda” para detectar la inmundicia de nuestros tiempos, y recupera también el sensorio del poeta para documentar dicha inmundicia y aun entre ese fango, la esperanza.

Morelos y Puebla, los medios más corruptos
A nivel de percepción, Morelos y Puebla son los estados que tienen los medios de comunicación más corruptos del país, con excepción del Distrito Federal que se ubica en la cima de la tabla de resultados que se desprenden la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (Encig) 2013 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
De acuerdo con el Instituto a nivel nacional el 62.3 por ciento de los encuestados percibe que la corrupción en los medios de comunicación es frecuente y muy frecuente. Aunque los niveles más altos de desconfianza ciudadana hacia el trabajo que se realiza en las empresas periodísticas son más pronunciados en los estados del centro y centro sur del país, encabezando la lista el Distrito Federal con el 75.7 por ciento, Puebla con el 72.6 por ciento y Morelos con el 72.5 por ciento. Le siguen Chiapas con 67.9 por ciento, Oaxaca con 67.7 por ciento y el estado de México con el 66.4 por ciento.
Una situación que a decir de Lilia Vélez Iglesias, coordinadora de la carrera de Comunicación en la Universidad Iberoamericana Puebla, podría ser resultado de la política de control de medios que se aplica desde el gobierno del estado, “que uniforma los contenidos, y quiere esconder cosas que son evidentes y minimiza la crítica”, situación que ha minado la confianza y la credibilidad de las empresas periodísticas.


Medallas a la baja
Por Iván Navarro
Deportistas del seleccionado morelense que compitió en la última edición de las Olimpiadas Nacionales, acusan incapacidad del Indem y le responsabilizan por el descenso en la obtención de medallas en dicha justa deportiva.
Los atletas morelenses perdieron rendimiento: En los dos últimos años, la tendencia fue a la baja en cuanto al número de medallas en las olimpiadas nacionales; para tapar el descenso, el gobierno promueve competencias como el triatlón, maratón y hasta competencias privadas en Tequesquitengo de esquí acuático.
Los últimos resultados en la Olimpiada Nacional 2014 que se realizó en el estado de Veracruz, confirman que los planes deportivos del Instituto del Deporte y Cultura Física del Estado de Morelos (Indem) a través de su directora, Jaqueline Guerra Olivares, no funcionaron. Los deportistas acusan incapacidad del Instituto, a eso se agrega la falta de personal con un perfil profesional que fomente la participación de los jóvenes y la ausencia de apoyo económico.
En 2013, Morelos obtuvo, en esta justa deportiva, 53 medallas, participaron 274 atletas y ocupó la posición 23, en 2014, participaron 220 deportistas, con 41 medallas y la entidad descendió al lugar 27.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.